Saturday, September 17, 2005

Noticias dan la Vuelta al Mundo



L’Associazione Psichiatricadell’America Latina riconosce lo sforzo e l’esempio di Cuba• È terminato domenica il II simposio regionale Caraibi-APAL, che ha visto la partecipazione di circa 300 delegati nazionali e stranieri
CARMEN R. ALFONSOsalud@trabaja.cip.cu
"L’Associazione Psichiatrica dell’America Latina (APAL) ha sempre riconosciuto lo sforzo e l’esempio dei cubani", ha affermato il dottor César Mella Mejías, attuale vicepresidente e presidente eletto dell’Associazione per il periodo 2006-2008 nella cornice del II Simposio Regionale Caraibi-APAL, che ha concluso le sue attività domenica nella capitale cubana. Questo riconoscimento si basa non solo sulla fondazione a Cuba nel 1960 dell’APAL, ente che riunisce tutte le società psichiatriche dell’America Latina, ha segnalato lo specialista dominicano, "ma anche sul fatto che a partire dal primo gennaio del 1959 Cuba è stata la cristallizzazione delle speranze, delle utopie e delle aspirazioni di libertà del resto della regione". Mella Mejías ha sostenuto che l’Isola ha più di 1.000 psichiatri e un’invidiabile rapporto tra il numero di medici e quello di abitanti; libero accesso del cittadino cubano allo psicologo o allo psichiatra, cosa che non capita nel resto del continente, nè negli Stati Uniti; la distribuzione di psicofarmaci specifici arriva alla comunità e lo specialista di questa materia, grazie al carattere etico ed umanista del socialismo, non è l’esponente di un’elite. Il Dottore ha spiegato che Cuba ha dimostrato di essere una potenza della salute mentale per la sua formidabile capacità di mobilitazione nelle due ultime minacce di disastri naturali, per la sua politica nazionale di prevenzione del suicidio e per la prevenzione ed educazione – tracciate dal Ministero della Sanità, dal gruppo nazionale della salute mentale e dalla commissione corrispondente dell’Assemblea Nazionale - per il controllo dell’uso e dell’abuso delle sostanze psicoattive. Ha assicurato che l’impatto di queste misure sulla salute mentale non è casuale, bensì il risultato di più di 40 anni di organizzazione della comunità, e permette che nessun cittadino sia sprovvisto dell’assistenza sanitaria.

Uso prolongado de antidepresivos


SALUD MENTAL
Dr. César Mella
Uso prolongado de antidepresivos
La revista "El medico interamericano" en su numero de marzo del 2001,el reputado profesor Pedro Ruiz, psiquiatra de origen Cubano que ejerce en Houston y enseña en Baylor University, afirma "segun los consensos latinoamericanos y europeos el tratamiento en fase aguda de una depresion debe abarcar de 4 a 12 semanas. Que aunque el paciente mejore la continuacion del tratamiento debe extenderse por 4 a 9 meses. Afirma que las depresiones mayores y recurrentes el tratamiento debe abarcar hasta cinco años, aunque tempranamente se observen manifestaciones de remision". En su articulo "La depresion mental cronica" Ruiz y Col. aseguran que en los E.U se calcula la incidencia de depresión es del 20 al 25 % en mujeres y del 7 al 12 % en hombres. Ellos estiman que en los paises subdesarrollados como la Republica Dominicana el comportamiento es similar. En la práctica clínica la tendencia para evitar recaidas de los pacientes el prolongar con criterios sociales , economicos y de calidad de vida los tratamientos farmacologicos auxiliados de diferentes formas de psicoterapias ( consejos) , dentro de las cuales el autor citado recomienda la cognitivo-racional y la transpersonal.
Fuente: Dr. César Mella Médico-Psiquiatra

LIBROS DOMINICANOS

Cirugía plástica
Francisco Comarazamy
Según César Mella Mejía, médico psiquiatra, escritor y profesor universitario, la obra “Aportes a la cirugía plástica dominicana”, es, hasta donde sabe, de los pocos trabajos escritos con ánimo de divulgar y educar en el campo de la cirugía plástica y reconstructiva”, de la autoría del médico Luis López Tallaj.Mella agrega que el citado autor, al producir su trabajo asume la responsabilidad de producir y presentar “un libro que universidades, médicos y la sociedad en general deben adquirir para orientarse sobre los alcances y ventajas de una especialidad clave para la calidad de vida”.La cirugía plástica es una nueva contribución de la medicina a través del bisturí, constituyendo, por decirlo de alguna manera, una de las especialidades médico-quirúrgica de más avance en República Dominicana.El juicio de Mella forma parte del prólogo de la obra. Recuerda que el doctor Antonio Zaglul se quejaba amargamente de que los médicos escribían poco, pero que sin embargo en este siglo la presencia de galenos en la radio, la televisión y la prensa escrita es notable. Hace la evocación a propósito de la aparición del libro de López Tallaj, que viene a poner de relieve su vocación y práctica en “Aportes a la cirugía plástica dominicana”.La cirugía plástica es hoy en día un medio para mejorar el físico de las personas, especialmente en el campo femenino. En su inicio estuvo orientado a auxiliar a los mutilados de la Primera Guerra Mundial (1914-1918). Argentina es la nación pionera en América Latina en este tipo de cirugía. Hoy está difundida en todo el continente.En República Dominicana esa práctica arriba en 1969 desde Filadelfia, Estados Unidos, por vía del doctor Ivanhos Báez desde el Hospital Salvador B. Gautier.A menudo aparecen en la prensa informaciones de contratiempos en el ejercicio de la cirugía plástica. Y el doctor López enfoca el problema. Dice que esta cirugía no es simplemente un tratamiento cosmético. Explica que no se crea que puede ser realizada en cualquier local y en cualquier forma.No niega pues que hayan riesgos en la práctica. “Ni con todo esto, agrega, podemos decir que “no existen riesgos”, toda vez que “la vida en sí ya es un riesgo y que por lo tanto, no hay nada que se haga en este mundo, que no tenga su parcela de riesgos. Lo importante es saberlo y tomar todas las medidas necesarias para reducirlo a su mínima expresión”.López Tallaj desarrolla su tesis en 17 capítulos y está circunscrito a un lenguaje llano y agradable, facilitando así al lector, aún al neófito, su comprensión.(Imprenta: Editora Teófilo. 165 páginas. Santiago).-

ESCUELA DE MEDICINA DE UNIBE PONE A CIRCULAR OBRA


Con los auspicios de esta academia, el reconocido Psiquiatra Dominicano Cesar Mella Mejías pondrá a circular su última obra “De Psiquiatría y Otras Cosas”. El acto se llevó a cabo en el Salón de Actos de UNIBE el miércoles 12 de marzo a las seis de la tarde. Actuaron como maestro de ceremonias la comunicadora Jacqueline Morel y la presentación de la obra estuvo a cargo del Intelectual Dominicano Andrés L. Mateo.
El énfasis principal del ensayo está centrado en el comportamiento del dominicano en sus diferentes facetas. Esta obra constituye otro aporte al conocimiento de la psicología del pueblo dominicano desde la perspectiva de la popularización de la psiquiatría. Con esta entrega el Dr. Mella profundiza el trabajo de más de veinte años de orientación en diferentes medios de comunicación en torno a la salud mental de la población. El Dr. Cesar Mella es docente de UNIBE y de la UASD en las áreas de la ética médica y de la psiquiatría. El libro ha sido prologado y presentado respectivamente por Fernando Sánchez Martínez y Juan Manuel García importantes cuentistas sociales del país. El Dr. Mella Mejías se desempeña actualmente como asesor medico del poder ejecutivo y al acto de puesta en circulación asistirán importantes personalidades de la vida política y académica del país. SOBRE EL AUTOR DEL LIBRO“DE PSIQUIATRIA Y OTRAS COSAS” EL DR. CESAR MELLA MEJIAS es oriundo de San Pedro de Macorís, en donde realizó estudios primarios y secundarios. Egresó de la Universidad Autónoma de Santo Domingo como médico con honores de “Magna Cum Laude”. Se especializó en la Habana Cuba obteniendo el primer y segundo grado en psiquiatría. Es profesor de la UASD y de UNIBE en las áreas de Ética Médica y Salud Mental. El Dr. Mella ha publicado varios libros entre los que se destacan “Salud Mental del Dominicano”, “Religiosidad Popular y Psiquiatría” junto a Dagoberto Tejada y Fernando Sánchez, “Salud Mental y Educación”, “Sicopatología de la Corrupción”, “Notas de Psiquiatría Popular”. “De Psiquiatría y Otras Cosas” es su octavo libro. El Dr. Mella fue decano de la facultad de medicina de la UASD y ha sido presidente de la Asociación médica Dominicana. Es un activo articulista en la prensa escrita y mantiene programas de orientación médica en los medios radiales y televisivos.

Reír cura los males


Por Julissa Lorenzo“Al mal tiempo buena cara” es el lema que utilizan generalmente las personas optimistas cuando se enfrentan a los problemas de la vida.Para muchos individuos esta frase no tiene valor alguno, pues razonan que en tiempos de guerra como el que se vive en el mundo, no existen motivos para tener buen semblante.
El siquiatra César Mella explica que el mundo actual se ha constituido en un presionante para los ciudadanos comunes, debido a una guerra, a las dificultades para poder progresar de manera honrada, a situaciones de incertidumbre económica, sobre todo en los sectores medios y altos de la población, esquemas de valores que se han ido cada vez perdiendo en la sociedad dominicana y a los índices de violencia, que al ser consumidos como noticia todos los días, se convierten en factores que generan estrés, angustias y en algunos casos, cierto grado de desesperanza.De ahí que la gente necesite buscar diferentes mecanismos de defensa para permanecer vivos y en salud.“Esto no quiere decir que las personas vayan a caer en uno de los dos extremos de negación de la realidad: uno es la indiferencia total que es lo que popularmente se llama “hacerse el loco o hacerse el sinvergüenza”; y el otro es el involucrarse excesivamente en los problemas del diario vivir, que en términos populares significa “llevar tu vida y la de los demás” o consumir excesivamente noticias trágicas”, dice el reconocido siquiatra.En este punto, Mella señala que ante un mundo que inicia un siglo tan complejo, el ser humano debe ser alimentado durante su desarrollo de capacidad para tolerar frustraciones, de habilidades y destrezas para ser objetivos sobe cuanto ocurre a su alrededor y de la posibilidad de tener un repertorio de cosas para “botar el golpe”.César Mella recomienda a las personas hacer una rutina de ejercicios y de meditación –las religiones dan la posibilidad de hacer de la fe un instrumento de relajación– y tener la capacidad de convertir un pensamiento negativo en positivo.El humor contra la depresiónEntre estos recursos, el humor, la risa, la alegría, la disposición a la hilaridad y la posibilidad de sentirse niño de vez en cuando, son actitudes que pueden alivianarnos el día, de acuerdo al especialista.Al referirse al humor, a lo cómico, a lo chistoso, dice que se deben valorar algunas facetas, la primera es que la sonrisa es una de las principales manifestaciones antropológicas que aparecen en el desarrollo de la infancia del ser humano.Un acto motor más evolucionado-indica- como es la risa, utiliza la misma cantidad de músculos en la cara que el llanto, que es su opuesto.Se ha descubierto, expresa, que la risa pone a circular una mayor cantidad de endorfinas, que son hormonas que mejoran el ánimo y disminuyen el dolor físico. Tanto así, que hay una serie de psicólogos en el mundo que ha acuñado el término “risoterapia” dentro de las estrategias para que la gente pueda “alivianarse”.Es así como en terapias de grupos en instituciones donde hay pacientes con cáncer, en orfelinatos e instituciones geriátricas, se ha observado que la utilización de la risa favorece una mejor evolución frente a determinadas enfermedades.“Claro, hay personalidades introvertidas, tímidas, parcos o ‘secos” diría el pueblo, a los cuales es difícil sacarle una sonrisa y mucho menos una risa. Y muchas veces esos bloqueos emocionales perturban extraordinariamente a este tipo de personas, al punto de que las llamadas enfermedades psicosomáticas como las úlceras en el estómago, las alergias frecuentes, el asma bronquial y la colitis se asientan o se añaden a gente “amargada”.César Mella indica que hay formas físicas de hacer reír a una persona, porque cuando se blande un dedo por debajo de la axila o cuando a un niño se le hace “viejita” tocándole los labios se obtiene una sonrisa. En este punto se pregunta ¿cuántas personas no sonríen cuando con una pluma de un ave se le rasca las plantas de sus pies?Factores detonantes de la risaHay factores detonantes de la sonrisa y de la risa desde la perspectiva del humor, y Mella pone el ejemplo de que una de las cosas que más hace reír al dominicano es el sentido del absurdo o el sentido de lo ridículo, de ahí que cuando la gente lleva un payaso a un cumpleaños de un niño se convierte en una ridiculización de lo humano, y a su vez en un factor generador de la risa.En otras ocasiones, los factores que generan la risa están establecidos como en la ruptura del orden o en una especie de placer de lo prohibido, por ejemplo, una persona mayor que resbale en la calle y se caiga debe ser motivo de solidaridad con preocupación, sin embargo, en algunos individuos genera una risa explosiva.La risa, también es un factor utilizado por personas cuando se ponen nerviosas como en el caso de un joven que se le va a declarar a una dama, una persona que va buscar trabajo, o puede ser, incluso, una expresión paradójica del miedo, como un hombre que va a ser interrogado por la policía y salta con una “pachotá”, refiriéndose en este punto, a la necesidad del ser humano de esconder la tragedia a través de la risa.Humor como negocioCésar Mella también se refiere al humor comercial. Aquel que hace reír a los demás ya sea en un circo, en un espectáculo, en un programa de televisión…“Hacer reír a los demás es asumido por algunas personas como una filosofía de vida, en la que para esconder sus propias tragedias, hace de la risa un canal de comunicación y expresión con los demás”.Dice que en momentos difíciles, como los que se viven actualmente, las comedias y películas hechas con ese fin, las lecturas de tiras cómicas y, sobre todo, los amigos que hacen reír es casi una terapia imprescindible.Es por ello que expresa que no es casual que la gente vea una y otra vez un espectáculo de humor como el que presentan Freddy Beras, Cuquín Victoria, Boruga y Luisito Martí, con “Humor viejo no se olvida”.“La cantidad de gente que se desplaza desde el interior para ver el show está diciendo simbólicamente que se encuentran saturados de la tragedia, de la melancolía y de la tristeza”.[El sentido del humor]Para el reconocido psiquiatra el tener sentido del humor es uno de los ingredientes más deseables en la personalidad de alguien. En este punto pregunta, “cuántas veces los médicos hemos visto en un lecho de muerte a una persona sonreír? A nosotros nos satisface mucho cuando un paciente que lleva varios meses de tratamiento para una depresión nos confiesa que se ha dado cuenta de su mejoría porque comenzó a reírse de unos chistes.

Experto dominicano destaca labor de Cuba en salud mental

Cuba ha demostrado ser una potencia en salud mental, afirmó en esta ciudad el doctor César Mella Mejías, presidente electo de la Asociación de Psiquiatría de América Latina (APAL). Invitado al Simposio Regional Caribe-APAL, que sesiona junto al VII Congreso Nacional de Psiquiatría, el experto de República Dominicana, encomió la capacidad de movilización de la Isla ante cualquier desastre natural, y la política de promoción y educación para prevenir el mal uso de los psicofármacos.
En declaraciones a la AIN, el doctor Mella destacó que las realizaciones de Cuba en la atención a la salud mental son el resultado de más de 40 años de organización de la comunidad. Ustedes han tenido en Fidel Castro un hombre preocupado en primer orden por la salud pública, aseveró el presidente de la APAL, quien elogió la colaboración médica de la Ínsula en diversas partes del mundo. Resaltó la publicación de libros y revistas acerca de la salud mental, incluidas las realizaciones del hospital Psiquiátrico de La Habana, reconocidas internacionalmente, dijo.
El presidente electo de la APAL para el periodo 2006-2008, señaló que esa organización, creada en 1959 en Cuba, valora el esfuerzo y ejemplo de los habitantes del país desde entonces, que marcó la cristalización de las esperanzas, utopías y aspiraciones de libertad del resto de América Latina, acotó. Agregó que ello no sólo fue porque se derrocó una dictadura, sino porque por más de 40 años se está construyendo un modelo que aspira a un hombre nuevo, a una igualdad y dignidad del ser humano, con oportunidades para el trabajo, la educación y la salud.
El modelo cubano tiene más de mil psiquiatras y una envidiable proporción de médicos por habitantes, aseveró el doctor Mella, quien contrastó con la realidad que viven hoy otros pueblos del mundo, donde la mayoría no tienen acceso a esos servicios. La República Dominicana tiene una deuda impagable con Cuba, que nos formó gratuitamente casi un centenar de médicos, quienes contribuirán a elevar la calidad de vida de la población, puntualizó. Hasta este domingo se extenderán las sesiones del encuentro, que reúne en el Palacio de Convenciones de La Habana a más de 200 expertos de unos 20 países, e incluye al VII Congreso Nacional de Psiquiatría. (AIN).

Brillar en el recuento.


En el finalizado Simposio Regional Caribe-APAL, concluido en el Palacio de Convenciones de La Habana, al oeste de la capital, los más de 200 delegados procedentes de distinto países, eligieron por unanimidad al doctor César Mella Mejías, como nuevo presidente electo de la Asociación de Psiquiatría de América Latina. El experto, natural de República Dominicana, participó también en el VII Congreso Nacional de Psiquiatría, donde encomió la capacidad de movilización de Cuba ante cualquier desastre natural, así como la política de promoción y educación sanitaria para prevenir el uso indiscriminado de los psicofármacos. No pasó inadvertido para ese connotado psiquiatra dominicano, los logros de Cuba en la atención de la salud mental, resultado indiscutible de más de 40 años de organización de la comunidad. El doctor Mella Mejías, destacó lo relevante de la presencia del presidente cubano, Fidel Castro, con su constante preocupación por la salud pública, no sólo de Cuba, sino del resto de los pueblos del mundo, demostrado en la colaboración médica internacional brindada.
El nuevo presidente electo de la APAL, hizo referencia a la riqueza de las publicaciones cubanas dirigidas a la salud mental, donde brillan las realizaciones del hospital Psiquiátrico de La Habana. El doctor César Mella Mejías, que presidirá la APAL en el periodo 2006-2008, recordó que esa organización, fue creada en 1959 en Cuba, y valoró el esfuerzo y ejemplo de los habitantes del país desde entonces, gracia al cual se cristalizan las esperanzas, utopías y aspiraciones de libertad del resto de América Latina. Por último, recalcó que por más de 40 años, Cuba construye un modelo que aspira al hombre nuevo, a la igualdad y dignidad del ser humano, con oportunidades para el trabajo, la educación y la salud. Modelo cubano, repite, que cuenta con más de mil psiquiatras y una envidiable proporción de médicos por habitantes, ejemplo único para otros pueblos del mundo que no tiene acceso a esos servicios. La República Dominicana, concluyó, tiene una deuda impagable con Cuba, por formar gratuitamente casi un centenar de médicos, quienes contribuirán a elevar la calidad de vida de esa población.

Monday, September 05, 2005

De Salud y otras Cosas



El miedo a equivocarse...
La existencia, muchos seres humanos la perciben como ideal y piensan que todo debe salirnos bien. A los niños que han sido criados con todo a mano y sin "pasar trabajos", luego, en la adultez, se les dificulta tolerar las frustraciones propias de la vida en sociedad.
La crianza basada en castigos y métodos rígidos de evaluación de la conducta de los infantes les genera inseguridad y tienden a equivocarse o porque actúan con miedo al castigo, pero a veces, como no son reforzados o compensados adecuadamente por sus hechos positivos, se vuelven dubitativos y "se comportan de una forma frente al papá pegón y de otra, cada vez que se le da un poco de libertad". Lo cierto es que los reglazos que se recibieron en la educación primaria represiva, por aquellos profesores de matemáticas que nos hicieron aprender la tabla del nueve sentados en un guallo, determinaron severas distorsiones de la autoimagen en el adulto.
Con inteligencia sólo no se va al mercado. ¿Cuántos chicos de 90 hacia enta arriba en todas sus calificaciones han resultado ser bachilleres laureados, pero inútiles en la vida?
Si nosotros, los que estamos criando, inculcásemos muy temprano a nuestros vástagos que cometer errores es normal y rectificarlos a tiempo es propio de los seres humanos, que sabiéndose imperfectos insistan en buscar la excelencia. Tropezar más de una vez con la misma piedra es de personas que no aprenden de las experiencias emocionales. La terquedad que impide niveles básicos de autocrítica en los seres humanos es un serio obstáculo para el progreso y desarrollo de una persona, tanto en lo académico como en las empresas.
Cuando nos equivocamos o cometemos errores en vez de pensar: "¡Nunca volveré a hacer esto!", lo que uno debe preguntarse con toda humildad: ¿Cómo podría hacerlo la próxima vez con más eficiencia? ¿Qué otro enfoque me hubiese ayudado a superar este obstáculo? ¿Le pregunto a mi compañero de más experiencia? Esta última actitud, que implica reconocernos ignorantes y preguntarle al que sabe, es un valor agregado de la educación doméstica. Si nuestros padres eran sabelotodo, que no se ocupaban de consultar el diccionario y que se mataban por cualquier quítarme esta paja, inyectaron en usted el orgullo y la falta de humildad para saberse ignorante en áreas que debes consultar.
Saquemos partido de los errores.
"El que nada se arriesga, nada gana". Yo conozco jovencitos ayudantes de mecánica, electricidad, ayudantes de plomería, ebanistería etc. Personas humildes que estudian de noche y que "el maestro" les va enseñando el empirismo, las destrezas y las habilidades de esos oficios tan necesarios. En la práctica el que más pregunta, el que pone interés... es el que más aprende.
He visto jóvenes drogadictos considerados perdidos en la enfermedad que al admitir que se equivocaron, que cometieron errores y al confesarlo en público, ahí se inicia el camino de su recuperación. El miedo a equivocarse tiene paralizados a los tímidos, a los autosuficientes, a los orgullosos, a los acomplejados, a los "sabios" y a todo tipo de persona, que no han entendido que nosotros somos un proyecto permanente de modificacion, cambios y aprendizaje permanente.
El mejor ejemplo es quizás cuando de adultos nos ponemos a aprender un nuevo idioma... cuántas veces nos equivocamos.... ¿Y qué?
- Cesar Mella