Saturday, September 17, 2005

Brillar en el recuento.


En el finalizado Simposio Regional Caribe-APAL, concluido en el Palacio de Convenciones de La Habana, al oeste de la capital, los más de 200 delegados procedentes de distinto países, eligieron por unanimidad al doctor César Mella Mejías, como nuevo presidente electo de la Asociación de Psiquiatría de América Latina. El experto, natural de República Dominicana, participó también en el VII Congreso Nacional de Psiquiatría, donde encomió la capacidad de movilización de Cuba ante cualquier desastre natural, así como la política de promoción y educación sanitaria para prevenir el uso indiscriminado de los psicofármacos. No pasó inadvertido para ese connotado psiquiatra dominicano, los logros de Cuba en la atención de la salud mental, resultado indiscutible de más de 40 años de organización de la comunidad. El doctor Mella Mejías, destacó lo relevante de la presencia del presidente cubano, Fidel Castro, con su constante preocupación por la salud pública, no sólo de Cuba, sino del resto de los pueblos del mundo, demostrado en la colaboración médica internacional brindada.
El nuevo presidente electo de la APAL, hizo referencia a la riqueza de las publicaciones cubanas dirigidas a la salud mental, donde brillan las realizaciones del hospital Psiquiátrico de La Habana. El doctor César Mella Mejías, que presidirá la APAL en el periodo 2006-2008, recordó que esa organización, fue creada en 1959 en Cuba, y valoró el esfuerzo y ejemplo de los habitantes del país desde entonces, gracia al cual se cristalizan las esperanzas, utopías y aspiraciones de libertad del resto de América Latina. Por último, recalcó que por más de 40 años, Cuba construye un modelo que aspira al hombre nuevo, a la igualdad y dignidad del ser humano, con oportunidades para el trabajo, la educación y la salud. Modelo cubano, repite, que cuenta con más de mil psiquiatras y una envidiable proporción de médicos por habitantes, ejemplo único para otros pueblos del mundo que no tiene acceso a esos servicios. La República Dominicana, concluyó, tiene una deuda impagable con Cuba, por formar gratuitamente casi un centenar de médicos, quienes contribuirán a elevar la calidad de vida de esa población.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home